Make your own free website on Tripod.com

Coplas Religiosas


Por divino adoro a Dios
y lo admiro por perfecto,
por bondadoso le amo,
por justiciero le temo.

No le temo a la muerte
aunque la encuentre en la calle,
que sin licencia de Dios
la muerte no mata a nadie.

Clérigos y confesores,
Obispos y Cardenales,
en el tribunal de Dios
todos seremos iguales.

En lo más alto del cielo
se pasea una dondella
que se llama Encarnación
porque Dios encarnó en ella.

Yo no le temo a la muerte
que morir es natural,
lo que temo es la cuenta
que a mi Dios tengo que dar.

El sol se vistió de luto
y la luna se eclipsó,
las piedras se quebraron
cuando el Señor expiró.

Ya murió mi Padre amado,
se murió mi redentor
murió en la cruz clavado
mi Dios, mi padre y mi amor.

Nada, nada me´i´llevar
de este mundo engañador
más que una triste mortaja
si me hacen el favor.